Novedades

18/12/11

Carta de Navidad

Queridos amigos de la fundación Paulchen Esperanza
Ya ha pasado nuevamente un año y me alegro de poder agradecerles de todo corazón en nombre de todos los niños y colaboradores la inmensa ayuda que nos brindan. En época de crisis económica es cuando más dependemos de vuestro apoyo y subvención para que nuestros proyectos sigan creciendo y posibilitarles a los niños un futuro mejor.Me conmueve una y otra vez la generosidad brindada por muchos de nuestros amigos, que desean ayudarnos. Sucede cada vez más seguido, que amigos nuestros en distintas ocasiones, renuncian a regalos personales, para compartir su suerte con otros. Por esto deseo agradecer muy especialmente. Hoy quisiera referirme especialmente a un proyecto que comenté en mi carta de Navidad anterior. En noviembre del año pasado, compramos con la ayuda de la organización Dr. Lupa, una casa en Garín para la Organización LEP de Humberto Delmagro. Esta casa fue restaurada y reformada. Desde principios de este año funciona allí una sala de primeros auxilios y un espacio donde se puede educar y formar a las personas. A este lugar acuden las personas del barrio a tratarse, que carecen de acceso a medicinas prepagas. Además allí también se puede obtener el título de estudios para quienes no hayan podido terminar su escolaridad. Ya se han anotado 200 personas mayores. A esto llamo yo, un buen comienzo! En nuestro viaje a Sri Lanka, en este verano, hemos podido inaugurar la primera fase del “Esperanza Medical Center”. También aquí es nuestra finalidad poder brindarle atención médica a la gente que no tiene recursos económicos. Este establecimiento se financiará con pacientes que puedan pagar sus honorarios médicos y con muchos médicos que practiquen la medicina “ad honorem”. Nos sorprendió gratamente la generosa ayuda del Óptico Zumhagen de Ölde. El Sr. Zumhagen donó un equipo de última generación para medir la visión. Este equipo será trasladado al Medical Center y seguramente será de mucha ayuda. Esto es genial, dado que también tenemos cientos de anteojos donados, para repartir en Sri Lanka. Una súper noticia es también la adquisición de un aparato para la preparación de medicina Ayurveda para el tratamiento de mordeduras de serpientes y problemas de huesos. Con este suministro hemos podido salvar muchas vidas, en una región muy remota de Sri Lanka. El médico Ayurveda atiende de cuatro a cinco pacientes con mordeduras de serpientes por semana con su medicina. Se pueden imaginar que agradecida esta la población por este equipo. En junio de este año mi esposo y yo hemos visitado también Tanzania y podemos informar con alegría que el asilo para huérfanos que nosotros subvencionamos en Kibaha ya esta terminado y solo espera al internamiento de los primeros huérfanos. Lamentablemente también en Tanzania nos hemos encontrado con muchos obstáculos burocráticos, que deberán ser allandados. Pero el Hogar ha quedado tan bonito que ya nos alegramos y esperamos encontrar muchos niños felices en nuestra próxima visita. En octubre hemos podido participar de una exposición de la Asociación de Sri Lanka Hamburgo en la municipalidad de Hamburgo. Esta fue una experiencia muy emocionante, porque no siempre uno tiene la oportunidad de exponer su trabajo frente a tanto público. Dado que somos corredores apasionados, hemos conseguido este año organizar un grupo de corredores. Todos aquellos que corren con nosotros reciben una remera de la Fundación Paulchen Esperanza. Sería muy lindo que entre los participantes y los observadores se despierte el interés por nuestra Fundación. Este año empezamos participando de la Maratón de Münster/Westfalen y en muchas maratones más, en Alemania. Lamentablemente las turbulencias y crisis en las economías no han cesado el último año, como muchos de nosotros esperábamos. Por este motivo, es valedero y más necesario que nunca seguir peleando para los miembros más débiles de nuestra sociedad, quienes sino tendrían más sufrimiento y desdicha. Queremos proporcionarle aunque sea a algunos pocos mejores perspectivas y sembrar esperanzas. Es maravilloso que nos ayuden y por eso quiero agradecerles de todo corazón. Si alguna vez visita algunos de los países en dónde nosotros tenemos estos proyectos, los invito a que nos visiten. Les aseguro que su perspectiva al seguir viajando será otra. Vale la pena !!! Por último les deseo a ustedes y sus familias una Navidad llena de paz y reflexión y un año 2012 lleno de salud y felicidad. Cariñosamente su Petra Hammelmann

« Zurück zur Übersicht